Please reload

Entradas recientes

Churruca: “Todo este proceso de Los Nueve del Teatro Jovellanos es un montaje policial”

 

 “En mi caso me pegaron un golpe totalmente a traición, con el mango del tolete, además de varias patadas en la espinilla y algunos golpes en los dedos de una mano”.

“Es una práctica habitual de un Estado que nunca dejó de ser policial, y lo dejó menos aún en los prolegómenos de la Ley Mordaza. Son las triquiñuelas, trampas y montajes policiales que yo ya había vivido y conocido muchos años antes”.

 

 

Jesús Montes Estrada “Churruca”, nacido en 1950 en La Hueria de Carrocera, en lo más profundo de la Cuenca del Nalón, sabe de qué habla en lo que a represión se refiere. Militante comunista desde 1967, fue encarcelado durante la dictadura en 1974, con una petición de tres años de cárcel por propaganda ilegal y otros tres por posible asociación ilícita. Tras distintas detenciones, varias veces despedido por los patrones al encabezar movilizaciones e incluido por ello en las listas negras que abundaban en la época, no encuentra demasiadas diferencias entre aquellos tiempos y los actuales. Durante su trayectoria fue nueve años secretario general del PCA en Gijón, trece años coordinador de IU en Gijón, veinte años de concejal, de los cuales doce fue Portavoz Municipal. Hoy le piden tres años de cárcel, cerca de 11.000 euros de indemnización para el pago de los días no trabajados por los Policías y varios años de inhabilitación para ejercer cargos públicos, además de la posibilidad de votar durante ese periodo.

¿Cuál fue el contexto en el que se produjo la convocatoria frente al Teatro Jovellanos?

El Comité de Solidaridad con la Causa Árabe, como referente principal de la movilización y defensa de las luchas de los países árabes, convocó una concentración el día 24 de julio de 2014. Durante aquellos días Israel estaba llevando a cabo distintos ataques contra el Pueblo Palestino en Gaza, con el resultado ya conocido por todos de miles de asesinatos, destrucción masiva de viviendas, etc. Aquel día actuaba en el Teatro Jovellanos el grupo Sheketak, caracterizado por haber realizado un anuncio publicitario glorificando el Sesenta Aniversario de la creación del Estado de Israel. En protesta contra el genocidio, una vez más, por parte del ejército israelí, el CSCA convino en articular una movilización-concentración

frente al Teatro Jovellanos. Días antes, el Comité, había realizado distintas gestiones ante el Gobierno Municipal, gobernado por la derecha gijonesa desde 2011, pidiendo encarecidamente la suspensión de dicho concierto, que ya se había suspendido a su vez en varias poblaciones españolas.

¿Cómo se desarrollaron los incidentes?

Acudieron a dicha convocatoria varios centenares de personas, que de forma pacífica, como siempre en todos los actos del Comité, nos concentramos allí. La intención: explicar en primer lugar la situación a los componentes de dicho grupo y pedirles que no actuaran, cosa que rechazaron airadamente. A su vez, a las pocas personas que acudía al Teatro a ver la actuación se les explicaba, a modo de piquete informativo, por qué no debían entrar al Teatro a ver dicha actuación. Algunos, como en mi caso, entramos y salimos del Teatro en varias ocasiones sin ningún problema, a explicar a los miembros del grupo y a sus representantes por qué no debían actuar. En un momento determinado, la directora del Teatro Jovellanos avisa a la policía, que aparece en la puerta de entrada y sin mediar palabra, ni aviso de ningún tipo, totalmente a traición, agreden a los que estamos en primera fila, con dureza y contundencia.

Usted resultó herido

En mi caso me pegaron un golpe totalmente a traición, con el mango del tolete, además de varias patadas en la espinilla y algunos golpes en los dedos de una mano. Derivado del golpe de la cabeza, con una profunda brecha, salgo rebotado hacia atrás y acabo cayendo de culo. Quedé sentado en la acera.

Con el parte médico en la mano…

Me dirijo a comisaría y presento inmediatamente una denuncia contra la Policía por agresión. Estando en la comisaría presentando la denuncia empiezo a sangrar otra vez y tengo que volver al ambulatorio a que me curen mejor.

¿Cuál fue su reacción al descubrir que la Policía le había denunciado?

Es una práctica habitual de un Estado que nunca dejó de ser policial, y lo dejó menos aún en los prolegómenos de la Ley Mordaza. Son las triquiñuelas, trampas y montajes policiales que yo ya había vivido y conocido muchos años antes. Es decir, ellos agreden y a continuación van a su seguro, a unos hospitales determinados, de carácter privado, y van como víctimas. Todo este proceso es un montaje policial.

Algunos de los policías llegaron a estar de baja durante varios meses

Da que pensar que determinados facultativos hacer y mantener partes de baja para engrandecer la supuesta agresión de la que no fueron objeto.

Durante el incidente la Policía no realizó identificaciones. ¿Cómo llegaron a ser nueve los imputados?

Al jueves siguiente, en El Náutico, durante otra concentración del Comité, de nuevo por los bombardeos y también en protesta por lo sucedido en el Teatro Jovellanos, la Policía, actuando al estilo de la Brigada

Político-Social, identificó en primer lugar a Manuel Fernández Fernández, mientras se iba de la concentración. Misael González Suárez, acompañado de otro camarada, a las 23.30h, en plena noche, como en los mejores tiempos de la BPS, fue abordado en un garaje para proceder a su identificación.

Ya que sale a relucir la Brigada Político-Social de la dictadura, ¿este proceso trae a la memoria aquellos oscuros tiempos?

En las denuncias que la policía hace, todos los policías dicen que me conocen. Incluso en algún caso alguno habla de Jesús Montes Estrada, alias Churruca, literalmente, como cuando el Franquismo. Además en el certificado de penales aparece un tema de los ochenta, por desórdenes públicos, de cuando era secretario general del metal de CCOO en Gijón, en plena reestructuración industrial del Felipismo. Eso aparece ahí.

¿Cómo fue el desarrollo del proceso judicial, con las dos denuncias cruzadas entre policía y agredido?

La denuncia que hice de la agresión policial, y a su vez, más tarde, la presentada por la Policía llegó a los Juzgados de Gijón, que determinaron un juez instructor, el juez del Juzgado número 4, señor Laborda. Su padre fue juez durante el Franquismo. Forma parte de una saga. El instructor, en vez de recoger el conjunto de “pruebas”, para que posteriormente otro juez o jueza determinara el alcance de los hechos, se convierte en juez y parte y determina que mi denuncia queda desestimada al considerar que la Policía se había “defendido” con los mínimos elementos de defensa a su alcance ¡Menos mal que no sacaron la pistola! Sin embargo, da por válidas todas las denuncias de la acusación particular en nombre de los distintos policías. Esta cuestión, un solo hecho en sí mismo que se sustancia en dos denuncias, el instructor lo parcializa, dividiéndolo en dos. Haciendo de juez y parte, desestima mi denuncia y da por válida las denuncias particulares de los policías, que son cinco.

Entre el 3 y el 7 de octubre se desarrollará el juicio en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA). ¿Cuál es la razón de que haya acabado en una instancia tan alta del sistema judicial?

Al figurar como imputado una persona que posteriormente resultó elegida diputado de Podemos en las Elecciones Municipales y Autonómicas de 2015, y al estar entonces aforado, el juicio, en vez de celebrarse en Gijón, se celebrará en el TSJA.

Su hijo Pablo también está imputado

Mi hijo también está imputado y estaba allí como uno más, me levantó a mi cuando me pegaron, quitó la camisa para taponarme la herida, me acompañó al centro médico y después a presentar denuncia en comisaría. Por esas cosas también está imputado.

Aquella concentración se desarrolló en una época con bastante conflictividad en las calle. ¿Todo esto se puede situar en una escalada represiva por parte del Estado?

Hay un contexto más allá, además de la agresión del Pueblo Palestino. Es el contexto de grandes movilizaciones en todo el país. Había habido dos huelgas generales no muy lejanas, en Madrid había una manifestación diaria, que si rodea el Congreso…. Desde hace dos años el país carece de una movilización constante. En ese contexto se saca el PP una modificación del Código Penal endureciendo las penas para las personas que se detiene, sea por parar desahucios, sea por participar en piquetes… por oponerse a sus políticas. Es decir, primero practican una política constante de recortes, de desahucios, etc. Y después, para introducir el miedo en la respuesta a esas políticas, es cuando endurecen el Código Penal, de tal forma que el resultado de la llamada Ley Mordaza, es que en este momento hay casi seiscientos activistas, defensores de derechos humanos, sindicalistas… con múltiples condenas de cárcel que van desde uno hasta seis años y fruto de las cuales muchos están hoy en prisión, desde hace meses. Además de las multas que meten.

La acción que provocó las agresiones policiales se encuadra además dentro de la campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones (BDS) contra el Estado de Israel, ¿cuál es la valoración que hace de esta campaña?

Hay que situarla en una perspectiva histórica. EEUU, con su aliado Israel, únicos dos países que siguen defendiendo en solitario en la ONU el Bloqueo criminal a Cuba, acaban de firmar un acuerdo de miles de millones para favorecer los últimos avances tecnológicos de carácter militar. El presidente de EEUU al que le dieron el Nobel de la Paz. En el mismo momento que Israel sigue construyendo un muro hacia abajo y hacia arriba para cercar tanto por tierra como por mar a la población de Gaza dejándolos subsumidos en uno de los peores campos de concentración de la historia. Se trata de perseverar en el genocidio.

Por estas razones, en el ámbito internacional, la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina y la figura del BDS de denuncia del Apartheid israelí, que coge históricamente el ejemplo de la lucha contra Apartheid sudafricano, que culminó con la victoria de las tropas cubanas en la Batalla de Cuito Cuanavale, contribuyendo a la independencia de Namibia y a la llegada de Nelson Mandela al poder. Siguiendo el ejemplo de la campaña contra el Apartheid africano, se busca forzar internacionalmente una salida y un acuerdo que favorezca la consecución de un Estado Palestino.

Los encausados son nueve (Los 9 del Teatro Jovellanos), de los cuales cuatro son militantes comunistas. De los nueve, cuatro son jubilados de más de sesenta y cinco años. Jubilados, que “agredieron y apalearon a cinco fornidos policías”, ironiza Churruca, “esa es la acusación. En mi caso, de haberle arreado a tres”.

Desde el Comité de Solidaridad con la Causa Árabe se llevarán a cabo diversas movilizaciones en apoyo a los 9 del Jovellanos. El 29 de septiembre se llevará a cabo una manifestación con salida a las 19.30h de la Plaza del Humedal (Gijón/Xixón). Durante los días del juicio, del 3 al 7 de octubre, hay convocadas concentraciones a la frente al Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Plaza Porlier, Oviedo, desde las 10.00h.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Buscar por tags
Please reload

Archivo
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square